Ética en las Publicaciones Científicas: Un pilar fundamental para la integridad académica

En el corazón del mundo académico, la ética en la publicación científica se erige como un pilar fundamental para mantener la integridad y confiabilidad de la investigación.

En este contexto, el Committee on Publication Ethics -COPE- se destaca como una organización líder que promueve las mejores prácticas y estándares éticos en la publicación de trabajos científicos.

COPE reúne a editores, autores y revisores con el objetivo de abordar y prevenir problemas éticos en la publicación académica. Esta organización sin fines de lucro, establecida en 1997, ha trabajado incansablemente para desarrollar pautas y recursos que ayudan a los involucrados en la publicación científica a enfrentar desafíos éticos.

Ofrece orientación sobre cuestiones como la autoría adecuada, la manipulación de datos, el plagio, los conflictos de interés y otros aspectos cruciales que pueden surgir durante el proceso de publicación. También proporciona un foro para discutir casos éticos y ofrece recursos educativos para capacitar a la comunidad académica en la toma de decisiones éticas.

Exigencia y/o recomendación de los principales indexadores de publicaciones

Los principales sistemas de indexación mencionan entre sus criterios la adhesión a algún código de ética, y varios mencionan como referente a COPE. Veamos uno por uno las menciones en Latindex, Scielo, NBRA, Redalyc, DOAJ y Scopus.

Latindex Catálogo 2.0 en su criterio 21 informa que:

La revista debe informar y describir las normas o códigos de ética que utiliza, los cuales pueden ser internacionales, institucionales o propios.
Nota de aplicación: Pueden ser los establecidos por el Committee on Publication Ethics (Code of Conduct and Best Practices Guidelines for Journals Editors, COPE), por el International Committee of Medical Journal Editors (ICJME) o algún otro. En el caso de revistas que mencionen adhesión a alguno de estos sistemas, se deberá corroborar su pertenencia a dicha organización para darlo por cumplido.

Scielo lo incluye como criterio obligatorio y dice:

La revista debe informar si adhiere a algún código de ética, el que puede ser reconocido de manera internacional (por ejemplo, el Code of Conduct and Best Practices Guidelines for Journals Editors, COPE, el International Committee of Medical Journal Editors (ICJME), etc.), institucional o bien uno propio.

El Núcleo Básico de revistas científicas argentinas (NBRA) también lo menciona de la siguiente forma:

Cumplir con las normas internacionales en materia de conflicto de intereses y normas éticas.

Redalyc, dentro de los criterios altamente valorados y cuantitativos, en el punto 3.4 16 menciona que:

La revista mencione su adhesión a algún código de ética y buenas prácticas editoriales científicas (COPE, CSE, CSIC, etc.).
*Es recomendable que señale las prácticas no aceptadas y las implicaciones de no cubrir dicho código.

DOAJ es un caso aparte porque tiene sus propios Principios de Transparencia y Mejores Prácticas en Publicaciones Académicas que fueron escritos junto a COPE, la Asociación de Publicaciones Académicas de Acceso Abierto (OASPA) y la Asociación Mundial de Editores Médicos (WAME).
Según el sitio web:

Estos principios también reconocen que los editores y las editoriales son responsables de promover la accesibilidad, la diversidad, la equidad y la inclusión en todos los aspectos de la publicación. Las decisiones editoriales deben basarse en el mérito académico y no deben verse afectadas por el origen del manuscrito, incluida la nacionalidad, la etnia, las creencias políticas, la raza o la religión de los autores. Las revistas deben garantizar que ninguna política cree un entorno excluyente para quienes deseen colaborar con la revista y deben evaluar periódicamente sus políticas de inclusión.

El criterio 7 de estos principios, hacer referencia específica a la ética de las publicaciones y dice:

Una revista debe tener políticas sobre ética de publicación (por ejemplo, la guía de prácticas básicas de COPE ). Estas deben estar visibles en su sitio web y deben hacer referencia a:

Políticas de la revista sobre autoría y contribución.
Cómo manejará la revista las quejas y apelaciones.
Cómo manejará la revista las acusaciones de mala conducta en la investigación.
Políticas de la revista sobre conflictos de intereses.
Políticas de la revista sobre intercambio y reproducibilidad de datos.
Política de la revista sobre supervisión ética.
Política de la revista sobre propiedad intelectual.
Opciones de la revista para discusiones posteriores a la publicación.
Políticas de la revista sobre correcciones y retractaciones.

Los editores y las editoriales son responsables de garantizar la integridad de la literatura académica en sus revistas y deben asegurarse de describir sus políticas y procedimientos para manejar tales problemas cuando surjan. Estos problemas incluyen plagio, manipulación de citas y falsificación/fabricación de datos, entre otros. Ni las políticas de la revista ni las declaraciones de sus editores deben alentar tal mala conducta, o permitir conscientemente que tal mala conducta tenga lugar. En el caso de que los editores o la editorial de una revista tengan conocimiento de alguna acusación de mala conducta en la investigación relacionada con un artículo enviado o publicado en su revista, el editor o la editorial deben seguir las pautas de COPE (o equivalente) para tratar las acusaciones.

Scopus menciona la ética en la publicación en su criterio 7.2, de la siguiente forma:

Una revista también debe tener políticas sobre la ética de la publicación. Estas deben ser plenamente visibles en su sitio web, y deben hacer referencia a:
i) Las políticas de la revista sobre la autoría y la contribución;
ii) Cómo gestionará la revista las reclamaciones y apelaciones;
iii) Políticas de la revista sobre conflictos de intereses;
iv) Políticas de la revista sobre el intercambio de datos y la reproducibilidad;
v) La política de la revista en materia de supervisión ética;
vi) Política de la revista en materia de propiedad intelectual;
vii) Opciones de la revista para las discusiones y correcciones posteriores a la publicación

La declaración de ética y mala praxis es un requisito obligatorio y ninguna revista se indexa sin ella. Nos tomamos este tema muy en serio y esperamos que nuestros socios se atengan a las mismas normas estrictas. Puede encontrar una guía concisa en el sitio web de COPE en: https://publicationethics.org/resources/guidelines-new/principles-transparency-and-best-practice-scholarly-publishing. Por favor, tenga en cuenta que dicha guía no debe copiarse como tal, sino que debe usarse para hacer una declaración personalizada que preferiblemente se muestre en una pestaña separada en el sitio web de la revista. Dicha declaración debe indicar claramente el alcance de las responsabilidades y los derechos de los editores, revisores y autores, así como describir las consecuencias que pueden extraerse si se detecta una mala conducta. Además, la declaración de ética y mala praxis es diferente al acuerdo de derechos de autor y a las instrucciones para los autores o revisores